Malta

Vivir y trabajar en Malta

Situado prácticamente en el centro del Mediterráneo, a 93 kilómetros al sur de Sicilia, el pequeño país de Malta se ha hecho cada vez más popular entre expatriados y turistas en los últimos años. No sólo se deleitan con el buen clima, las aguas cristalinas y su fascinante historia, sino que también merece la pena mencionar su mercado laboral en expansión. Muchas empresas internacionales han establecido sus sedes en este país, convirtiéndolo en el centro de la industria europea del iGaming y en un lugar clave para empresas que ofrecen servicios financieros.

Malta es en realidad un archipiélago de tres islas: Malta, la isla más grande y el centro cultural, comercial y administrativo; Gozo, una zona más rural; y Comino, la más pequeña y casi deshabitada isla. Su ubicación entre dos continentes tan diversos (Europa y África) y la influencia exterior que ha recibido en el pasado, son las razones por las que Malta se considera un crisol cultural y hogar de una importante comunidad internacional.

 

Tabla de materias

La Valeta, la capital de Malta

 

Vivir en Malta

Información básica sobre Malta

  • El clima: Malta es uno de los países más cálidos de Europa. El clima de las islas maltesas es típico de la zona mediterránea y está muy influenciado por el mar, con inviernos suaves y veranos calurosos.
  • Población: más de +500.000 ciudadanos
  • Historia: el país tiene una rica historia que abarca más de 7.000 años y, debido a su posición estratégica en el mar Mediterráneo, ha desempeñado un papel crucial. A lo largo de los años, los fenicios, los cartagineses, los romanos, los bizantinos, los árabes, los españoles, los franceses, los italianos y los británicos han gobernado las islas.  Estos últimos gobernaron en Malta hasta 1964, cuando el país se independizó. Sin embargo, no fue hasta 1974 cuando el país se convirtió en una República, que entró en la UE en 2004.

 

¿Lo sabías?

  • De 236 países/regiones independientes, Malta ocupa el puesto 204 en cuanto al tamaño y es el país más pequeño de la Unión Europea. Es el décimo país más pequeño del mundo y el quinto más densamente poblado.
  • Malta carece de bosques y ríos. No encontrarás este tipo de naturaleza en las islas. Sin embargo, una particularidad de su paisaje es que existen anomalías en forma de surcos uniformes, conocidos como "surcos de carro". Se presume que se formaron durante la prehistoria gracias a los carros con ruedas de madera que erosionaron la suave piedra caliza.
  • La capital de Malta, La Valeta, cuenta con más de 300 monumentos. La ciudad ha sido premiada por la UNESCO por tener la mayor concentración de zonas históricas en el mundo.
  • Si eres un aficionado al cine y a las series, sabrás que Malta también ha aparecido en diversas producciones cinematográficas como 'Gladiador', 'Troya' y 'Capitán Phillips' e incluso en la popular serie 'Juego de Tronos'.
  • Debido a la influencia británica, en Malta se conduce por el lado izquierdo de la carretera.

 

Alojamiento en Malta

Para ser un país tan pequeño, conseguir alojamiento en Malta es sorprendentemente sencillo, y la mayoría de los expatriados pueden encontrar una vivienda de buena calidad que se ajuste a su estilo de vida y a su presupuesto. Las opciones varían entre las localidades urbanas de La Valeta hasta los rincones de Gozo. Sin embargo, la decisión de donde vivir se basará principalmente en las necesidades e intereses individuales de cada uno. Malta es uno de los países más seguros de Europa. Como la mayoría de las oportunidades de trabajo para los expatriados se sitúan en torno a las dos regiones portuarias, la del Norte y la del Sur, sería lógico instalarse en esa zona aunque suela ser un poco más cara debido a su popularidad. La principal diferencia entre ambas zonas sigue siendo su ambiente:

  • El Distrito del puerto del sur, está formado por La Valeta y las "Tres Ciudades" de Birgu, Conspicua y Senglea, que son antiguas ciudades amuralladas, ideales para compartir en familia cerca de comercios locales, complejos deportivos, y diversas opciones de entretenimiento y ocio como museos. En general, es una zona residencial con pasadizos, calles inclinadas y edificios de colores con vistas al mar.
  • El Distrito del puerto del norte: está más cerca del mar, e incluye Sliema y St.Julians, las dos ciudades más populares entre los jóvenes expatriados. Es posible que hayas oído hablar de su vibrante vida nocturna además de ser también el destino más popular entre los turistas. Estas ciudades podrían ser las únicas partes de Malta en las que no necesitarás ningún tipo de transporte si trabajas o vives por allí (y a sólo un viaje en ferry de La Valeta). Las propiedades que se alquilan por la zona suelen ser unidades de tipo apartamento, algunas bastante nuevas.

Como el Puerto del Norte se ha convertido en un área más popular para vivir, podrás encontrar un mayor número de ofertas en el lado sur. St. Paul's Bay es otro lugar para considerar, debido a que es una zona inexplorada junto al mar con una conveniente proximidad a diversas actividades y cosas que hacer. Si tienes coche, podrías considerar igualmente esta opción ya que queda tan sólo a media hora de la capital.

Sea cual sea el lugar al que te traslades, puedes empezar a buscar un piso o una habitación antes de mudarte por medio de grupos de Facebook o portales online. Una vez allí, los agentes inmobiliarios pueden ser de gran ayuda en caso de que quieras cambiar de lugar de residencia. Además de acompañarte en el proceso de búsqueda y alquiler de una habitación o un piso, pueden ayudarte a contratar servicios como la electricidad y el acceso a Internet. En la mayoría de los casos, las propiedades ya están amuebladas, así que no tendrás que preocuparte por esto.  Asimismo, ten en cuenta que la mayoría de los contratos de alquiler en Malta tienen que especificar el importe de fianza a pagar (que suele ser de 1 a 2 meses de alquiler), cómo se deberán pagan las facturas y si están o no incluidas en el alquiler, la duración del contrato y el plazo de preaviso para rescindir el contrato. Los contratos de alquiler de larga duración suelen ser de entre 6 y 12 meses, con opción de renovación.

El precio de los alquileres en Malta ha aumentado rápidamente en los últimos años a medida que ha ido creciendo el interés de la gente por la isla. Aunque los precios de la vivienda han subido, dependen de la ubicación. Por ejemplo, en el distrito del Puerto del Sur, una vivienda de gama media con una habitación cuesta entre 450 y 800 euros. Las ciudades de Sliema y St. Julians tienen los alquileres más altos, que oscilan entre 700 y 1.000 euros. En caso de querer vivir en estas ciudades, compartir un piso es siempre una buena opción. Los alquileres en La Valeta y sus suburbios suelen empezar también en la franja de los 900 euros. En el norte, el alojamiento se vuelve más asequible. En la mencionada zona de St. Paul's Bay, los precios de alquiler de Mellieha oscilan entre 750 y 900 euros, dependiendo del tamaño y las comodidades. La misma situación se da en la parte sur de la isla, por ejemplo, en Marsaxlokk o Marsaskala.

Además del alquiler, también debes presupuestar los servicios públicos como el agua, la electricidad o el servicio de Internet. El coste suele oscilar entre 60 y 100 euros al mes, dependiendo de cuánto utilices la calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano.

Un detalle a tener en cuenta al trasladarse a Malta es que el agua del grifo es potable en todo el país, y los enchufes son de tres barras rectangulares, como en el Reino Unido. Pero que no cunda el pánico; ¡es fácil encontrar convertidores y adaptadores!

 

Mdina   

Calles de Mdina                                                                           Puerto de Marsaxlokk

 

Coste de la vida en Malta

Si bien es cierto que los salarios son significativamente más bajos que en otros países europeos, el razonable coste de la vida en Malta es uno de los aspectos que destaca entre las personas que quieren trasladarse y tener un estilo de vida más cómodo. Hay dos factores que debes tener en cuenta en relación con el coste de la vida en Malta: algunos precios no son tan bajos como se piensa debido a la situación geográfica de Malta (debido a que es una isla, el país debe realizar más importaciones que otros países), y hay que evitar ir de compras en las zonas más turísticas ya que los precios suelen ser más elevados.

 

La Valeta

Alimentos

 

1 kg de naranjas

2,35€

12 huevos

1 kg de patatas

1,82€

1,33€

Restaurante/cafetería

 

Cerveza importada (0,5 l)

3€

Comida para 2 personas en un restaurante

50€

Capuchino

1,69€

Ocio y salud

 

Afiliación al gimnasio

40€

Entrada de cine

7€

Transporte público

 

Autobús con billete sencillo

1,50€

Taxi 1km (tarifa normal)

1,68€

Salario medio

925€

 

Tráfico y transporte público

Los autobuses son el principal medio de transporte local en Malta y Gozo debido a la falta de un sistema ferroviario. Las extensas rutas conectan ambas islas, pero también existen otras opciones como el ferry y los tradicionales taxis acuáticos conocidos como "dgħajsa", que son una buena alternativa para quienes quieran descubrir el país. Los autobuses en ambas islas suelen operar de 5:30 a 23h, con servicios nocturnos menos frecuentes los fines de semana. Al consultar los horarios, las rutas de uno o dos dígitos son rutas principales que operan desde y hacia La Valeta, mientras que las rutas marcadas con una "X" son rutas exprés que van hacia el aeropuerto.

La tarifa de autobús es de 1,50 euros (2 euros en temporada alta, 3 euros en el servicio nocturno), pero si obtienes la tarjeta Tallinja, pagarás 0,75 euros por viaje hasta un límite máximo de 26 euros cada mes. Esto significa que, una vez que el gasto total alcanza los 26 euros, ¡no pagas por los viajes durante el resto del mes! Puedes comprar esta tarjeta en la estación de autobuses o en la mayoría de las tiendas de barrio y librerías/papelerías. También tienen una aplicación muy práctica llamada Tallinja, para teléfonos inteligentes que te ayudará a desplazarte por la isla.

A pesar de que los billetes son relativamente baratos, y que se cuenta con una buena red de líneas de transporte, en Malta hay un exceso de vehículos resultando en una saturación en las vías (¡hay casi tantos coches como habitantes!), y algunas líneas de autobús sólo funcionan cada 30 minutos. El gobierno maltés se esfuerza constantemente por mejorar el sistema de transporte público de tal manera que se pueda transitar de forma mucho más fluida.

Así como en el Reino Unido, también se conduce por la izquierda, así que hay que prestar especial atención durante los primeros días si quieres conducir o si te mueves en coche. Si estás registrado como residente, deberás matricular tu vehículo en un plazo de 7 días. De lo contrario, podrías ser multado.

El agua cristalina de Malta

 

Qué hacer en tu tiempo libre

Si tuviéramos que enumerar todas las cosas que se pueden hacer y visitar en Malta, ¡tendríamos que escribir otro post! A pesar de no ser tan verde como otros países, los aventureros que viven en Malta tienen muchas opciones para disfrutar del encantador paisaje del país, visitar antiguos pueblos de pescadores, recorrer los tranquilos puertos marítimos y las históricas ciudades en las cimas de las colinas además de contar con un clima favorable durante todo el año.

Durante tus primeros días de descanso, una excelente manera de empezar a explorar Malta es visitar la capital, La Valeta, y las ciudades situadas al otro lado del puerto (Sliema, St. Julians, Gzira...). Situada en la cima del monte Sceberras, La Valeta fue la primera ciudad planificada de Europa y actualmente cuenta con una arquitectura ecléctica y un encanto medieval único en sus callejones. El horizonte de la ciudad está dominado por la Catedral de San Juan, construida por los Caballeros de San Juan, una orden militar católica que gobernó la isla desde el siglo XVI hasta el XIX. Para los que quieran obtener una increíble panorámica del Gran Puerto, es imprescindible visitar el Jardin superior e inferior de Barakka.

Los amantes de la gastronomía también tienen suerte: Sliema es el sitio donde se encuentra la mejor comida maltesa. La cocina maltesa es una mezcla de influencias mediterráneas, junto con influencias británicas. Si buscas una merienda típica, te recomendamos el Pastizzi, que se caracteriza por ser la comida callejera más popular de Malta, y se compone de un relleno de requesón o guisantes (una explosión de sabores en un solo bocado gracias a su exquisito relleno). Mientras te deleitas con este pastelito, también puedes hacer algunas compras en la zona, pasear por los jardines y visitar la Torre Portomaso, el edificio más alto de Malta. Sliema es, junto con St. Julian's, el distrito central de negocios y una de las zonas más concurridas. Muchas empresas han establecido allí su sede y es también donde se concentra principalmente la vida nocturna. Si quieres conocer a otros expatriados o turistas, ¡este es el lugar ideal!

Para los amantes de la cultura y la historia, hay una gran variedad de opciones en cuanto a monumentos, iglesias y ciudades antiguas por descubrir. A pesar de estar tan aislada, Malta tiene una historia vibrante. Merece la pena explorar las reliquias de los periodos prehistórico y medieval de Malta: desde los alucinantes templos megalíticos (un ejemplo es el Hipogeo de Ħal Saflieni, que data de alrededor del 4.000 a.C.) hasta llegar a las múltiples fortalezas, incluido el Palacio del Gran Maestre de la época de los Caballeros Malteses. También merece la pena visitar la ciudad medieval de Mdina, la antigua capital de Malta, que ofrece una experiencia encantadora y de cuento de hadas con unas vistas increíbles de toda la isla.

Durante los meses de verano, los pueblos malteses cobran vida con las fiestas religiosas que se celebran (las festas) y los conciertos al aire libre: desde Marsaxlokk, en el sur, un pueblo pesquero conocido por los coloridos Luzzus (barcos pintados), hasta la pintoresca Mellieha, en el norte, una zona turística donde se encuentra la playa más grande del país. Si te gustan los paisajes costeros, los acantilados de Dingli y la Gruta Azul, con sus cuevas de piedra caliza, te dejarán sin aliento (¡también son destinos populares para el buceo!). Para los que sólo quieren relajarse en la arena, los lugares ideales para visitar (a pesar de ser bastante concurridos durante el verano) incluyen la playa de Golden Bay, o la Blue Lagoon (Laguna Azul) de Comino, una piscina natural famosa por sus aguas turquesas, a donde se puede llegar en barco.

Por último, pero no menos importante, una parte fundamental de esta aventura maltesa deberá incluir una visita a Gozo, a donde se puede llegar en ferry. Su paisaje rural, sus playas protegidas y sus antiguos puertos pesqueros nos invitan a alejarnos del ajetreado mundo moderno. La verdadera belleza de la isla se encuentra en los pueblos, sobre todo en la ciudad medieval de Rabat (Victoria) y en el balneario de Marsalforn, donde el tiempo parece haberse detenido y donde los locales disfrutan de un relajado estilo de vida. Además, no olvides visitar el monumento arqueológico más importante del país: los templos de Ggantija.

 

Conocer a otros expatriados

Como se había indicado anteriormente, la mayoría de los expatriados se encuentran principalmente en los alrededores de las zonas más concurridas del Distrito del puerto del norte, donde la mayoría de ellos trabajan y viven. Por lo tanto, será fácil conocer gente que esté en tu misma posición, y con quien puedas compartir experiencias o incluso a quienes puedas pedir ayuda en momentos de dificultad. Una forma de conectar con otros expatriados es unirse a grupos de Facebook como Expats in Malta. A través de sitios como Internations, también puedes conectar con otros expatriados y encontrar eventos y otras actividades a las que unirte si quieres conocer gente fuera de tu lugar de trabajo.

 

El multilingüismo de Malta

Mudarse a Malta tiene una importante ventaja: el segundo idioma oficial es el inglés, que habla el 90% de la población. Además, la mayoría de los residentes también dominan el italiano debido a la influencia y la proximidad de Sicilia. Si dominas uno de estos idiomas, te resultará fácil comunicarte y conectar con los locales.

Sin embargo, el primer idioma oficial es el maltés, una lengua semítica derivada del siciliano-árabe medieval, y con influencias latinas e inglesas. Los locales agradecerán que aprendas algunas palabras o frases, aunque no parezca del todo necesario:

  • ¡Hola! ¿Cómo estás? - Ħello, Kif int?
  • Muchas gracias - Grazzi ħafna
  • ¿Cómo te llamas? - ¿X'jismek?

 

Trabajar en Malta

Más allá de su belleza natural, Malta también ofrece variadas oportunidades profesionales que muchos expatriados han disfrutado en los últimos años. Para quienes deseen trasladarse a Malta, la ventajas incluyen tanto su mano de obra anglófona como la constante búsqueda de talento multilingüe. Además, los solicitantes de empleo pueden esperar buenos sueldos en la mayoría de ámbitos, siendo los siguientes los sectores más prometedores:

  • iGaming: este sector ha tenido un papel crucial en el crecimiento económico del país. Malta ha acogido a muchas de las compañías enfocadas en este mercado, tales como: Betsson Group, Tipico, Mr.Green, Videoslots, por nombrar algunas. Como expatriado, podrás percibir el increíble potencial que tiene este sector, que además ofrece una gran variedad de puestos disponibles, desde agente de atención al cliente, hasta director contable.
  • Servicios financieros: Malta se está convirtiendo en uno de los centros financieros de mayor crecimiento de Europa gracias a una estrategia digital respaldada por el Gobierno. Las startups y las empresas locales requieren constantemente de talento extranjero que cumpla con los requerimientos necesarios a nivel técnico para desenvolverse en este ámbito.  El sector Fintech también está demostrando ser uno de los más resilientes y estables a pesar de la pandemia.
  • Turismo: se espera que la hostelería siga siendo uno de los sectores principales tras la pandemia. Malta ha generado un gran interés en turistas de todo el mundo y, por tanto, el dominio de diversos idiomas se convierte en una ventaja competitiva para todos aquellos que busquen trabajo en este sector.

Cuando solicites un puesto de trabajo en Malta, comprueba que las aptitudes y la experiencia que figuran en tu CV sean pertinentes para el puesto que solicitas y adáptalas si es necesario. No olvides enviarlo junto con una carta de presentación: ¡puede que esto te haga destacar entre los demás candidatos! Las entrevistas se hacen principalmente por medio de videollamadas, con una posterior fase presencial, y se realizan en tono informal (especialmente en el sector de iGaming).

 

Ambiente laboral/cultura de trabajo

 

Los malteses son conocidos por ser personas amables y corteses. Tienen un fuerte sentido de su propia identidad y están muy orgullosos de su cultura mediterránea y de su estilo de vida. Suelen ser informales en los entornos de negocios debido a su mentalidad abierta, lo que genera una atmósfera de confianza. Como resultado de su herencia multicultural, son muy tolerantes frente a otras costumbres y creencias, aunque tienen un largo y sólido legado cristiano.

 

El ambiente en las empresas maltesas también es cálido y acogedor, pero con un cierto grado de jerarquía.  Como expatriado, lo más probable es que trabajes en un entorno internacional donde el ambiente suele ser más relajado y donde habrá un mayor grado de informalidad en la comunicación entre compañeros y directivos. El trabajo en equipo desempeña, en general, un papel importante, aunque también se valoran la iniciativa y la responsabilidad personal. La puntualidad y las respuestas rápidas también son muy apreciadas, prefiriéndose las llamadas telefónicas a los correos electrónicos.

 

Aunque los malteses están abiertos a cualquier tema de conversación, hay que tener cuidado al hablar de política o religión, ya que puede dar lugar a serios debates y discusiones (aunque ningún tema sea un gran tabú). La honestidad y la modestia también son esenciales para ellos, y no se aprecia a las personas que se ponen por encima de los demás o intentan presumir.

El gran puerto de La Valeta

 

Condiciones de empleo

La semana laboral en Malta se compone de 40 horas, con un máximo legal de 48 horas. El horario de oficina diario suele ser de 08:00 a 17:30. Si trabajas por turnos, generalmente trabajarás de lunes a domingo, teniendo los días reglamentarios de descanso entre semana. Si los turnos se realizan durante horarios nocturnos, el contrato deberá especificarlo, y la tarifa salarial deberá ser mayor.

En muchas empresas, el contrato de trabajo puede iniciar con un periodo de prueba. Este periodo puede ser de un máximo de 6 meses (siendo más largo para puestos más altos). Durante este periodo de prueba, tanto tu empleador como tú podéis rescindir el contrato de trabajo avisando por escrito con una semana de antelación.

Tendrás derecho a 25 días de vacaciones anuales (el equivalente a 200 horas de vacaciones al año). El derecho a vacaciones de los trabajadores a tiempo parcial se calcula de forma proporcional al número de horas que se trabajen. También tendrás 14 días festivos libres siempre y cuando no caigan un sábado o domingo.

Los trabajadores también tienen derecho a sus salarios durante la baja por enfermedad. Este derecho de la Seguridad Social es aplicable a partir del tercer día de la baja por enfermedad y con presentación de un certificado médico en un plazo de 10 días.

Preaviso por dimisión

En el caso de los contratos indefinidos que se extienden más allá del período de prueba, el preaviso en la dimisión voluntaria depende del tiempo que lleves en la empresa:

 

Más de 1 mes, y no más de 6 meses

1 semana

Más de 6 meses, y no más de 2 años

2 semanas

Más de 2 años, y no más de 4 años

4 semanas

Más de 4 años, y no más de 7 años

8 semanas

Más de 7 años

8 semanas + 1 semana por cada año completo de trabajo (máx. 12 semanas)

 

Impuestos y salario

Malta es uno de los países europeos en los que se estipula por ley un Salario Mínimo Nacional. Actualmente este salario es de 724,32 euros para los mayores de 18 años. Sin embargo, según la Oficina Nacional de Estadística, el salario medio bruto anual en Malta es de unos 18.660 euros, sin embargo los especialistas y expatriados pueden esperar un salario mucho mayor. Por ejemplo, un diseñador de UX/UI puede esperar ganar hasta 30.000 euros, y en el sector financiero, el salario medio ronda los 27.000 euros. En general, el salario medio mensual oscila entre los 900 euros para los empleados en ocupaciones elementales y poco cualificadas y los 2.500 euros para los directivos de empresas.

 

Los empleados en Malta también reciben una bonificación legal. Se trata de pagos trimestrales que se suman al salario y que en 2020 ascendieron a 512 euros en total:

 

  • A finales de junio se pagarán 135,10 euros que cubren el periodo de enero a junio
  • A finales de diciembre se pagarán 135,10 euros que cubren el periodo de julio a diciembre
  • A finales de marzo se pagarán 121,12 euros que cubren el periodo de octubre a marzo
  • A finales de septiembre, se pagarán 121,12 euros que cubren el periodo de abril a septiembre.

Además, se ofrece un pequeño subsidio anual por el coste de la vida (COLA) para todos los empleados, que ascendió a 1,75 euros a la semana en 2021. El gobierno ajusta el COLA para mantener y proteger el nivel de vida de los ciudadanos a medida que aumenta el coste de la vida.

En cuanto al tipo del impuesto sobre la renta de las personas físicas en Malta, el país tiene tres grupos de tipos impositivos: uno para las personas físicas, otro para los padres de familia y otro para las parejas casadas. Malta utiliza un sistema progresivo de tramos impositivos para calcular la cuantía del impuesto sobre la renta que debe deducirse. Por lo tanto, el tramo que corresponde dependerá del total de ingresos y de si se declaran los impuestos como persona física, como padre o como pareja. Recuerda que las cotizaciones a la seguridad social se añaden al impuesto sobre la renta, que actualmente son del 10%.

En Malta, las personas físicas pagan el impuesto sobre la renta según la siguiente escala:

  • 0 - 9.100 euros al 0% sin deducción
  • 9.101 euros - 14.500 euros al 15% con una deducción de 1.365 euros
  • 14.501 euros - 19.500 euros al 25% con una deducción de 2.815 euros
  • 14.501 euros - 60.000 euros al 25% con una deducción de 2.725 euros
  • 60.001 euros - al 35% con una deducción de 8.725 euros

Como puedes ver, aunque los sueldos no son tan elevados, el coste de la vida es asequible y el tipo de impuesto sobre la renta contrarresta bastante la situación.

 

Networking

A primera vista, puede no parecer el típico lugar corporativo para crear una red profesional, sin embargo el networking es el núcleo de la cultura empresarial en Malta. Supongamos que estás buscando oportunidades para establecer contactos en Malta. En ese caso, una buena forma de empezar es unirse a organizaciones profesionales o participar en eventos empresariales, donde podrás conocer personas de tu mismo sector empresarial y establecer contactos valiosos que te podrán servir en el largo plazo.

No obstante, no hay que olvidar la importancia de las redes sociales de networking para profesionales (en Malta, el más utilizado es Linkedin), que son una forma eficaz de comunicarse con colegas de todo el mundo y resultan útiles para la autopromoción y para conectar con posibles empleadores.

 

Llegada a Malta

Los solicitantes de empleo de otros países de la UE no necesitan visado ni permiso de trabajo para trabajar en Malta. Según las normas de la UE, los ciudadanos de todos los países de la UE (excepto Croacia) tienen derecho a establecerse en el país. Sin embargo, independientemente de tu nacionalidad, deberás solicitar la residencia si tienes intención de permanecer en Malta por más de 90 días. Esto te dará muchas facilidades en el país y te servirá como prueba de residencia tanto para los bancos locales y extranjeros.

El proceso de solicitud para los ciudadanos de la UE es bastante sencillo:

  1. Obtén una prueba de tu dirección de residencia: aunque no existe tal requisito en el formulario de solicitud, un contrato de alquiler justificará la solicitud de residencia. Asegúrate de que el arrendador también incluya sus datos personales (número de identificación) en el contrato y registre el acuerdo en línea.
  2. Firma el contrato de trabajo: Además de acreditar tu identidad y tu dirección, tendrás que demostrar tu relación laboral en Malta.
  3. Solicita el número de la Seguridad Social: la solicitud se hace por Internet, para la cual tendrás que adjuntar una copia de tu pasaporte y del contrato de trabajo. Con el número de la Seguridad Social, recibirás diversas prestaciones, como las prestaciones de enfermedad, el subsidio de desempleo, etc. También es necesario para el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social.
    1.  Una vez que hayas recibido el número de la Seguridad Social, obtendrás automáticamente un número de identificación fiscal (TIN que significa “tax identification number”) en un plazo de 2 a 3 días laborables. El TIN se utiliza para el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre el salario y la retención de impuestos. 
  4. Solicita una tarjeta de residencia electrónica: después de haber finalizado lo descrito anteriormente, podrás solicitar la tarjeta de residencia por correo electrónico a la Agencia de Identidad de Malta (Identity Malta Agency-IMA) eu.ima@gov.mt. Deberás enviar los siguientes documentos para hacer la solicitud:
    1. Una copia de tu pasaporte
    2. Una copia de tu contrato de trabajo
    3. Una copia de tu contrato de alquiler
    4. Formulario A - Solicitud de documentación de residencia 
    5. Formulario ID1A - Formulario de registro de identidad 
    6. Formulario GDPR - Reglamento General de Protección de Datos

Tras el envío de la solicitud, deberás esperar la respuesta de la IMA. Si todos los documentos están en orden, recibirás una confirmación por correo electrónico y la fecha de la cita para que te tomen los datos biométricos (es decir, foto, huellas dactilares, altura, etc.). Al cabo de unas semanas, deberías recibir una carta por correo con la fecha de la cita asignada para recoger la tarjeta de residencia electrónica de forma gratuita en sus instalaciones ubicadas en Msida o Gozo.

Mdina

Abrir una cuenta bancaria

Algunos expatriados describen el proceso de apertura de una cuenta bancaria en Malta como un proceso bastante frustrante debido a la lentitud del trámite, y a las diferencias en cuanto a los requisitos solicitados por los diferentes bancos. Pero no te preocupes!. Puedes solicitar ayuda a tu empleador, que en algunos casos se encargará de llevar a cabo el proceso en tu lugar. Es importante tener paciencia y adaptarse al funcionamiento de los procesos burocráticos y de negocios en Malta, ya que en comparación con otros países del centro o del norte en Europa suelen ser más tediosos y lentos (pero esto no significa que no funcionen, simplemente están habituados a hacer las cosas de forma distinta).

Generalmente, tendrás que concertar una cita para abrir una cuenta bancaria en persona en el banco que mejor se adapte a tus necesidades. Para ciertos bancos, rellenar un formulario en línea es un requisito previo (por ejemplo para el banco HSBC). La documentación que deberás traer a la cita es la siguiente:

  • Pasaporte
  • Prueba de tu dirección en Malta y tarjeta de residencia electrónica

A estos requisitos, algunos bancos también añadirán:

  • Un depósito mínimo
  • Una carta de referencia de tu banco más reciente que indique que no tienes deudas pendientes
  • Constancia laboral en Malta o referencia del empleador
  • Contrato de alquiler

El proceso de apertura de la cuenta puede variar de un banco a otro, y puede tardar entre 2 semanas y 2 meses. Además, algunos bancos también te exigirán que vuelvas a su sucursal para completar el proceso. Los bancos más populares entre los expatriados son BNF, Bank of Valletta y HSBC.

 

Seguro de salud

A pesar de su pequeño tamaño, el archipiélago es conocido por tener uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. En Malta existen tanto la sanidad pública como la privada, y el país dispone de numerosos centros médicos: 7 en la isla de Malta y 1 en Gozo. El hospital principal y el mejor equipado es el Mater Dei, situado en Msida.

El sistema sanitario integral maltés se financia con los impuestos y las cotizaciones a la seguridad social de empleados y empresarios. Esta contribución es de alrededor del 10% de los ingresos y se deducirá automáticamente de tu salario.  Esto significa que, a diferencia de otros países europeos, no hay que pagar una tarifa adicional para solicitar cita con el médico. Una vez registrado oficialmente en Malta, se te asignará automáticamente un centro de salud en tu localidad de residencia y un médico de cabecera.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los tratamientos están cubiertos por el sistema sanitario público (la atención dental, por ejemplo, no está incluida). Dado que cada vez más residentes en Malta contratan un seguro médico privado, el número de centros sanitarios privados aumenta, y éstos gozan de una excelente reputación y mantienen un alto nivel de calidad del servicio (como el Grupo Hospitalario St. James). Incluso algunos de los médicos empleados en las clínicas privadas también ejercen como médicos de cabecera en algunos centros públicos.

Como se ha mencionado anteriormente, para los servicios que no estén cubiertas por el sistema público, existen otras opciones de seguro médico internacional para los expatriados que viven en Malta. Si quieres estar totalmente cubierto en términos de salud, sería una excelente decisión adquirir este tipo de pólizas.

 

Principales razones para mudarse a Malta

En los últimos años, Malta ha reforzado su carácter de isla cosmopolita, y muchos extranjeros buscan comenzar un nuevo capítulo de sus vidas en este pequeño archipiélago debido a que efectivamente, Malta encarna lo mejor del encanto mediterráneo y ofrece una fusión de lo tradicional con lo contemporáneo.  Aquí encontrarás un país definido como un museo al aire libre, con gente apasionada y de mente abierta y donde el sol brilla más de 300 días al año convirtiéndolo en un paraíso para los amantes del aire libre.

Además, el crecimiento constante de la economía y el auge de sectores como el iGaming y el sector Fintech han aumentado la demanda de candidatos multilingües para cubrir una variedad de funciones diferentes, por lo que las empresas tienen ciertas dificultades en encontrar este tipo de perfiles. Así que, si tienes curiosidad por saber cómo debe ser vivir en este pequeño rincón de Europa, ¿por qué no le das una oportunidad? ¡Echa un vistazo a algunas de las oportunidades de trabajo en Malta que ofrecemos aquí en Workwide! 

Mellieha

Ofertas de trabajo: Malta

Tenemos 0 .º