Portugal

Vivir y trabajar en Portugal

Con su clima moderado, 250 días de sol al año y 850 km de espléndidas playas bañadas por el océano Atlántico, Portugal es el lugar perfecto para establecerse.  Se trata del país con las fronteras más antiguas de Europa, con una excepcional diversidad de paisajes a poca distancia, muchas actividades de ocio y un patrimonio cultural único, donde tradición y modernidad se mezclan en perfecta armonía. Su magnífica gastronomía, sus buenos vinos y su gente acogedora hacen de esta parte de Europa un paraíso mediterráneo de máxima calidad.

Muchas empresas internacionales han elegido Portugal para trasladar sus operaciones o construir su centro de servicios gracias a su ubicación estratégica que les da acceso a mayores oportunidades de negocio. Tampoco es de extrañar que el panorama de las start-ups crezca el doble de rápido que la media europea. Si te trasladas aquí, trabajarás con personas de todo el mundo. De hecho, muchos expatriados se han trasladado aquí para escapar de la agitada cultura laboral de sus países de origen y experimentar lo que el mercado laboral portugués, más multicultural que nunca, puede ofrecerles.

 

Tabla de materias

 

Porto

 

Vivir en Portugal

Información básica sobre Portugal:

  • El clima: Para los que deseen un clima cálido y soleado, Portugal es un gran destino. El país experimenta un clima templado durante gran parte del año, con una estación húmeda en invierno. Las temperaturas mínimas son de 16 grados y las máximas de 30 grados.
  • Población: La población de Portugal es de 10,3 millones de habitantes.
  • Historia: En Portugal se vive desde el 30.000 a. C. y desde entonces se ha convertido en una de las mayores potencias de Europa en los siglos XV y XVI. Tras el terremoto de Lisboa de 1755, la guardia napoleónica y la independencia de su mayor colonia, Brasil, el país perdió la mayor parte de su riqueza. De la historia moderna, se recalca que Portugal fue uno de los miembros fundadores de la OTAN y entró en la UE en 1986.

¿Lo sabías?

  1. Portugal fundó el primer imperio mundial.
  2. El país es una de las naciones más antiguas de Europa.
  3. Portugal es el punto más occidental de Europa.
  4. El postre más famoso es la tarta de nata, llamada Pastéis de nata.
  5. Portugal fue el primer país en abolir la esclavitud.
  6. El vino de Oporto es una de las exportaciones más famosas del país.
  7. Los portugueses tienen su propio estilo de canto, llamado Fado.
  8. La tempura japonesa es en realidad un invento portugués.
  9. La mayor ola jamás surfeada fue en Portugal: ¡23,77 metros en la costa de Nazaré, en Portugal!

 

Alojamiento en Portugal

El sector inmobiliario en Portugal es bastante prometedor gracias al crecimiento económico del país, por lo que encontrar un piso no debería ser imposible para ningún expatriado.

Estas son algunas de las principales ciudades a las que los expatriados deciden trasladarse:

Lisboa

La capital portuguesa, Lisboa, es el destino más popular para los expatriados de todo el mundo. No sólo es una de las ciudades más antiguas de Europa, sino que también tiene un ambiente urbano muy animado, con muchos cafés, bares, arquitectura y una vibrante vida nocturna para mantenerte ocupado.

En los distintos barrios de Lisboa vive una gran variedad de personas, que pueden disfrutar de una prometedora escena artística, de modernos distritos comerciales, de tranquilas zonas residenciales y de pintorescos paisajes costeros. Durante el año puede haber mucho movimiento, sobre todo en las temporadas de mayor afluencia turística, por lo que es de esperar que haya mucho ruido y eventos.

Oporto

Al norte de Lisboa se encuentra la segunda ciudad más grande de Portugal, Oporto. Es otro de los principales centros culturales y de ocio de Portugal que ofrece un ambiente algo más relajado que Lisboa. Aunque hay menor afluencia turística, sigue siendo un destino de primera categoría.

Es una ciudad donde hay mucho por ver y por hacer, como disfrutar de las vistas del río Duero y del centro histórico (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).

Braga

El tercer destino más popular entre los expatriados es la ciudad norteña de Braga, un casco antiguo que se ha hecho famoso por sus pintorescas calles empedradas, sus estrechos callejones y sus antiguas iglesias. Se trata de un destino tranquilo y apacible para los expatriados a quienes ya no les entusiasma un estilo de vida tan acelerado.

Los costes de la vivienda son bastante bajos en esta ciudad, y puedes encontrar grandes terrenos en las afueras que no te costarán mucho - sólo recuerda que probablemente requerirán alguna reforma.

El Algarve

La región de Algarve, está situada en la costa sur de Portugal que se extiende entre Faro y Sagres. Es una excelente opción para vivir en caso de quisieses disfrutar de sus famosas playas vírgenes y del sol durante todo el año.

La región alberga algunas de las playas más exóticas de Europa. Es un destino popular para los viajeros, las familias y los surfistas debido al glorioso clima que se percibe durante todo el año. Si estás dispuesto a soportar una gran afluencia de turistas en verano y unas tarifas inmobiliarias algo más elevadas, ésta podría ser una excelente opción.

Braga     

Braga                                                                                                      Lisbon

Vivienda en Portugal

Debido a que Portugal recibe gran parte de sus ingresos de los turistas, el mercado de la vivienda es estacional. Esto significa que los precios pueden variar mucho según el momento en que se decida alquilar una vivienda. Si piensas quedarte a largo plazo, lo mejor es firmar un contrato que se extienda al menos un año. De este modo estarás seguro de que el alquiler no aumentará durante el verano, cuando habrá más demanda por encontrar vivienda.

Sin embargo, no debería resultar demasiado difícil alquilar pisos a precios razonables en cualquier zona de Portugal. Existen tanto empresas de intermediación como alternativas privadas en las que se puede obtener ayuda para encontrar alojamiento. Factores como la proximidad al mar y el estándar de la vivienda también determinan el precio final a pagar.

Al principio, suele ser una buena idea alquilar una vivienda en el país antes de decidirse a dar el paso e invertir en una propiedad. De este modo, se podrán explorar diferentes ciudades para no estar atado a una zona concreta. Los precios de los alquileres varían en función de la zona del país en el que vivas, pero si te mudas a Lisboa o a las zonas populares del Algarve, puedes esperar pagar unos 600 euros al mes. En cualquier otro lugar del país podrías pagar tan sólo 450 euros por el alquiler. Estos costes suelen incluir los servicios públicos, pero es importante comprobar siempre lo que se especifica en el contrato de alquiler. Los gastos de electricidad y gas no deberían superar los 100 euros. Cuando gestiones tu presupuesto, ten en cuenta que el agua o la electricidad suelen pagarse cada dos meses.

Para encontrar pisos en alquiler, puedes consultar en Internet, grupos de Facebook o periódicos locales donde generalmente se publican los anuncios. Dos de las páginas web más populares son https://www.idealista.pt/ o https://www.kyero.com/en/portugal-property-long-let-1l55731.

Al firmar un contrato de alquiler en Portugal, normalmente se pide pagar una fianza por adelantado, que puede equivaler a entre 1 y 3 meses de alquiler. Dependiendo del arrendador, es posible que también tengas que pagar el primer mes de alquiler por adelantado. Sin embargo te recomendamos que, ¡nunca pagues antes de haber visto la habitación o el piso en persona!

 

Qué hacer en tu tiempo libre

Vivir en Portugal es una gran elección, sobre todo para los amantes de las actividades marítimas. El país se extiende a lo largo de 800 kilómetros de costa del Océano Atlántico. Nunca estarás demasiado lejos de una hermosa playa, independientemente de la ubicación en la que te encuentres. Gran parte del país es una mezcla de paisajes escarpados y pintorescos junto con tramos ondulados del paisaje mediterráneo. Al estar situado a lo largo de la costa, encontrarás playas impresionantes, además de hermosas calas, pintorescos pueblos y una maravillosa escena cultural en Lisboa u Oporto.

Portugal se ha convertido en uno de los mejores destinos deportivos de Europa, conocido por sus excelentes playas para practicar el surf en Ericeira y Peniche, por sus impecables campos de golf y por la gran cantidad de zonas naturales que se pueden recorrer. Sin duda, hay mucho que conocer y explorar bajo el sol portugués. Si te apetece algo más exótico, Portugal también cuenta con una serie de islas en su costa, como Madeira, conocida como la Isla de los Jardines gracias a su exuberante vegetación, o el recóndito y sereno archipiélago de las Azores. Sea cual sea tu elección, Portugal no te decepcionará.

Si prefieres dedicar tiempo libre a algo menos activo, Portugal es conocido por ser un país relajado con un ritmo de vida más tranquilo. Date el gusto de visitar la Torre dos Clerigos, en Oporto, desde donde podrás obtener una vista panorámica de la ciudad. No muy lejos encontrarás el Valle del Duero, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, además de ser considerado como uno de los paisajes más bellos de Europa. Podrás igualmente visitar bodegas, disfrutar de un Vinho Verde o una copa de vino de Oporto, o simplemente contemplar la magnífica vista de este rincón portugués.

Si prefieres pasear y disfrutar de la bella arquitectura, el Bom Jesus do Monte, a las afueras de Braga, es un santuario encaramado en la cima de una pintoresca montaña. Pasea por las zigzagueantes escaleras para admirar los numerosos detalles arquitectónicos, como las fuentes dedicadas a cada uno de los cinco sentidos. ¡Un viaje de vuelta en funicular con amplias vistas de la ciudad histórica será la recompensa perfecta después de la subida! En el sur, el colorido Palacio de Sintra también te hará viajar a través de mil años. Esta residencia real medieval es sólo uno de los muchos palacios inmensos y opulentos que se encuentran en las glamorosas colinas de la ciudad. Y si te gustan los pequeños detalles, puedes fijarte en los azulejos, que se encuentran alrededor de todo el país, y provienen de un arte morisco del siglo XV caracterizado por pintar baldosas con colores vibrantes. Sencillamente hermoso.

Si Portugal ha seducido los corazones de expatriados de todo el mundo, no es sólo gracias a sus bellos paisajes, canciones y playas, sino también a su gastronomía. Ya sea el salado bacalhau, el postre pasteis de nata o la combinación de pimentón, ajo y laurel en la que se basan muchas de las recetas locales, los platos tradicionales portugueses se caracterizan por ofrecer un sabor intenso y sublime.

También hay algo para todos los gustos en los festivales que se celebran regularmente en el país a lo largo del año. Si te interesa escuchar cómo suena el fado, recomendamos encarecidamente pasar a dar una vuelta por Alfama, en Lisboa: ¡te garantizamos que escucharás una lúgubre melodía de fado mientras paseas por las calles! Aquí enumeramos algunos de los eventos más populares:

  • Carnaval
  • Semana Santa
  • Festival Internacional de Escultura de Arena
  • Festa das Cruzes
  • Peregrinação de Fátima
  • Fiesta de San Antonio
  • Rock in Rio
  • Fiesta de São João, Oporto
  • Festa dos Tabuleiros, Tomar
  • São Martinho

 

Coste de la vida en Portugal

El coste de la vida en Portugal es relativamente bajo, sin embargo los costes variarán según la zona donde se elija vivir. En particular, la zona del Algarve puede ser mucho más costosa ya que es un destino turístico muy popular.

Como los salarios en Portugal son relativamente inferiores a la media de la UE, rondando los 750 euros al mes, los precios reflejan este nivel de vida, por lo que percibirás que las cosas son correspondientemente baratas, especialmente si te trasladas desde una ciudad europea más cara.

En general, el coste de la vida puede ser un 38% más barato que en París, un 46% más barato que en Londres y un 35% más bajo que en Estocolmo. El coste de una comida en un restaurante económico rondará los 10 euros, una cerveza rondará los 2 euros y un café en una cafetería estará por debajo de los 2 euros en la mayoría de los sitios.

 

Portugal

Alimentos

 

1 kg de naranjas

€1,36

12 huevos

1 kg de patatas

€1,73

€1,32

Restaurante/cafetería

 

Cerveza (0,5 l)

€2

Comida para 2 personas en un restaurante

€36

Cappuccino

€1,58

Deporte y Ocio

 

Afiliación al gimnasio

€33

Entrada de cine

€7

Transporte público

 

Autobús con billete sencillo

€1,4

Taxi (tarifa normal - 1km)

€0,5

Salario medio

€1.000

 

Tráfico y transporte público

Por suerte, para los expatriados que quieran explorar más de este hermoso país, Portugal cuenta con una estupenda red de transporte público que permite viajar fácilmente dentro o fuera de la ciudad, de forma cómoda y asequible. También existen muy buenas conexiones internacionales a través de los principales aeropuertos del país, por lo que nunca te sentirás desconectado del resto del mundo. Las conexiones de transporte en todo el país suelen ser muy fiables y puntuales, por lo que, si vas a desplazarte al trabajo o si haces una pequeña escapada, el transporte público suele ser el mejor medio de transporte.

Las opciones de transporte incluyen tranvías, autobuses y taxis dentro de las ciudades, donde los billetes se pueden comprar en diversas máquinas expendedoras o, en algunos casos, directamente con el conductor del autobús (aunque normalmente se le pedirá que dé el cambio exacto). Tanto Lisboa como Oporto cuentan con un sistema de metro. El sistema de metro de Lisboa tiene cuatro líneas diferentes: lila, amarilla, verde y naranja, que además de ser muy eficientes son fáciles de recorrer. Los billetes son baratos y se pueden comprar en las estaciones.

Los servicios de autobús en Portugal incluyen tanto autobuses regionales y locales como autobuses internacionales. Suele haber un servicio exprés y otro ordinario, y los precios varían en función de la distancia, el horario y la compañía. Algunos de los principales operadores de autobuses portugueses son: InterCentro, InterNorte e InterSul - todas ellas con rutas nacionales e internacionales.

Si quieres viajar entre ciudades, también puedes hacerlo en tren. Portugal cuenta con un buen sistema ferroviario compuesto por una amplia red de trenes regionales, interregionales y de cercanías que cubren todo el país. La compañía ferroviaria portuguesa CP (Caminhos de Ferro Portuguese) cubre la mayor parte del territorio continental y cuenta con algunos servicios internacionales a precios razonables. Por ejemplo, un viaje entre Lisboa y Oporto durará unas 3 horas y cuesta alrededor de 25 euros. ¡Incluso hay trenes que viajan hacia España y Francia! Los trenes exprés, Alfa Pendular, ofrecen conexiones rápidas y cómodas entre Lisboa y el Algarve y entre distintos destinos del norte. También existe un servicio interurbano, las Intercidades, que opera en todo el país y que une muchas de las principales ciudades.

Si decides alquilar o llevar coche, el país cuenta con una gran red de carreteras y se puede llegar a todas las ciudades y pueblos por medio de un eficaz sistema de carreteras. En Portugal se conduce por el lado derecho de la carretera y las autopistas no son gratuitas (se tendrá que pagar una tarifa fija por cada peaje). En general, conducir en el país es fácil, pero puede resultar siendo un poco más difícil en los antiguos pueblos medievales debido a las calles estrechas que los caracterizan.

Faro, Algarve

 

Conocer a otros expatriados

Mudarse a un nuevo país puede dar miedo, sobre todo si se hace solo, por lo que siempre es una buena idea buscar nuevas formas de conocer gente. Se calcula que actualmente hay unos 900.000 expatriados viviendo en Portugal (principalmente en Lisboa y las ciudades costeras), así que habrá una gran comunidad internacional a la cual te podrás integrar.

Una de las formas más fáciles de conocer gente nueva es inscribirse en clases de portugués. Hay muchas escuelas en todo el país y puede ser la manera perfecta de conocer a otros angloparlantes que también se han mudado recientemente al país.

También puedes buscar algunos grupos de expatriados en Internet para conocer gente internacional. Puedes acceder a este tipo de grupos simplemente haciendo una búsqueda en Google de "grupos de expatriados" o "grupos internacionales" junto con el nombre de la ciudad a la que te vas a mudar.

 

Aprender el idioma

El idioma principal en Portugal es el portugués, pero a menudo verás que la gente puede hablar inglés en algunas de las ciudades más grandes, especialmente Lisboa y Oporto. Si te encuentras en una zona con muchos angloparlantes, puede ser tentador comunicarse sólo en inglés. Aún así, te recomendamos que tomes algunas clases de idiomas para aprender portugués, o al menos que aprendas algunas frases básicas para poder desenvolverte. Los locales, y especialmente las generaciones mayores, lo agradecerán.

Estas son algunas frases comunes que deberías aprender para iniciarte en el portugués:

  • Hola - Olá
  • Sí / No - Sim/não
  • ¿Cómo estás? - ¿Tudo bem?
  • Gracias - Obrigado
  • Por favor - Por favor
  • Lo siento - Desculpa

Trabajar en Portugal

Los jóvenes no sólo van a Portugal para las vacaciones de verano, sino que se mudan allí para trabajar y disfrutar de la vida al máximo. Portugal tiene escasez de empleados multilingües y no cualificados/educados en sectores en crecimiento como la subcontratación informática, la salud, el turismo, la agricultura y la comunicación. La mayoría de los sectores han crecido considerablemente en los últimos años, ofreciendo mejores oportunidades a las personas que quieren vivir y trabajar en este país del sur de Europa. Debido a su ubicación estratégica, muchos presidentes ejecutivos (CEOs) han elegido Portugal para establecer sus empresas y conectar sus negocios con el resto del mundo.

Cisco Systems, BNP Paribas, EUROPCAR, Fujitsu, Xerox e IBM son algunas de las 450 empresas con sede en Portugal que prestan excelentes servicios en los sectores de las finanzas, los recursos humanos, la informática y la logística. Estas empresas suelen buscar empleados motivados que sean bilingües o multilingües. En resumen, si te gustan los retos profesionales, si te gusta trabajar en entornos cambiantes y quieres conocer nuevas culturas y costumbres de gente de todo el mundo, entonces, ¡el extraordinario mundo empresarial portugués es el lugar ideal para ti!

 

Ambiente y cultura de trabajo

El lugar de trabajo en Portugal es tradicionalmente más jerárquico que en Escandinavia o Europa central, y las reuniones personales se valoran más que las conferencias telefónicas y los correos electrónicos. Si trabajas en una empresa internacional, no lo notarás de la misma manera, pero la cultura laboral portuguesa sigue valorando que seas educado, amable y trates a tus compañeros con respeto. El código de vestimenta también es un poco más formal si trabajas en una oficina. Cuando te reúnas con tus compañeros de trabajo por primera vez, es importante mantenerse reservado y formal. Un apretón de manos firme con contacto visual es lo que se considera más adecuado. A medida que os vayáis conociendo, los saludos serán más informales.

Las largas pausas para comer o tomar un café forman parte de una jornada laboral típica. Entre compañeros hablaréis de los eventos de la semana, los problemas del día a día o de las buenas noticias. Es una buena manera de relajarse y desconectar antes de volver al trabajo o de empezar un nuevo día. Pero es esencial distinguir entre las situaciones sociales y las empresariales, ya que, en un contexto social, los portugueses no están acostumbrados a hablar de asuntos de negocios a menos que el anfitrión plantee el tema. En cuanto a los plazos de entrega, la gente ha adoptado una actitud más o menos relajada. Aunque la puntualidad no parece importar mucho en un contexto social, los portugueses esperan que la gente sea puntual en el ámbito laboral. Además, también intentan encontrar el mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal ya que dan especial prioridad a la familia y a los amigos.

En general, los portugueses son curiosos por naturaleza, abiertos y muy habladores. Si eres tímido y no conectas fácilmente con la gente, los portugueses te ayudarán y te harán sentir a gusto. Si te pierdes en la ciudad y necesitas ayuda, no tendrás ningún problema en encontrar a alguien dispuesto a ayudarte, ¡aunque esa persona no hable inglés!

Bahía de Funchal

Bahía de Funchal

 

Condiciones de empleo

Como empleado, tiene los mismos derechos que un ciudadano portugués en cuanto a la remuneración y las condiciones de trabajo. La semana laboral máxima legal en Portugal es de 40 horas, y tendrás derecho a un mínimo de 22 días de vacaciones anuales. Además, en Portugal hay 12 días festivos obligatorios y dos opcionales. El plazo de preaviso para rescindir un contrato de trabajo depende del tiempo que se haya trabajado en la empresa:

  • Un plazo de preaviso de 15 días si has trabajado menos de un año;
  • Un plazo de preaviso de 30 días si has trabajado entre uno y cinco años;
  • Un plazo de preaviso de 60 días si has trabajado entre cinco y diez años

El salario mínimo bruto para el 2021 se ha fijado en unos 750 euros. Como expatriado, normalmente podrás ganar un poco más, que en promedio será de unos 1.620 euros al mes. Esto puede parecer menos de lo que estás acostumbrado, pero recuerda que el coste de vida es mucho más asequible.

 

Impuestos y tasas sociales

Al igual que los nacionales, los expatriados que provengan de la UE se benefician de la protección social portuguesa, independientemente del tipo de contrato de trabajo. Se deberá pagar el impuesto sobre la renta de las personas físicas con base a los ingresos, que se deduce a través de la nómina. El sistema fiscal portugués es más laxo que el de otros países europeos, y cuanto más altos sean los ingresos, mayor será el impuesto deducido. El tipo impositivo es del 14,5% para el nivel de ingresos más bajo y del 48% (+2,5%) para el nivel de ingresos más alto:

Renta anual imponible

Tipo de impuesto sobre la renta en Portugal

hasta 7.112 €

14,5%

7.113 €-10.732 €

23%

10.733 €-20.322 €

28,5%

20.323 €-25.075 €

35%

25.076 €-39.967 €

37%

39.968 €-80.882 €

45%

80.883+ €

48%

Oportunidad de hacer networking

Hay varios sitios en línea donde puedes encontrar información sobre todo lo que ocurre en Portugal. Eventbrite o InterNations Lisbon organizan o sugieren reuniones para quienes trabajan o son nuevos en la ciudad. Encontrarás desde "Coaching Breakfast" hasta "train your brain", como también grupos para los que quieran reunirse en un café o bar para hablar de tendencias y oportunidades de negocio. 

 

Llegada a Portugal

Como Portugal forma parte de la Unión Europea, no será difícil para los ciudadanos de la UE trasladarse aquí. Sin embargo, hay algunas reglas que hay que seguir según la política de inmigración portuguesa. Si quieres trabajar en Portugal como ciudadano de la UE, tienes que solicitar el número de identificación fiscal llamado NIF (Número de Identificação Fiscal). Puedes hacerlo en diferentes sitios:

Los requisitos de documentación para obtener un número NIF son reducidos. Sólo es necesario presentar un documento de identidad válido con fotografía, un comprobante de domicilio (por ejemplo, una factura de servicios públicos) y un contrato de trabajo. El número NIF es necesario para diferentes cosas, como abrir una cuenta bancaria, contratar servicios públicos, comprar un coche o solicitar el permiso de conducir, pagar impuestos, etc.

Posteriormente, necesitarás un certificado CRUE (Certificado de Residencia) que obtienes en el Ayuntamiento (Câmara Municipal). Para conseguirlo, tienes que llevar tu pasaporte y tu contrato de trabajo con tu número de NIF.

 

Asistencia Sanitaria en Portugal

La asistencia sanitaria primaria la presta el Serviçio Nacional de Saude (SNS), que se financia por medio de impuestos y es gestionado por el Departamento de Salud. El SNS garantiza que todos los residentes en Portugal tengan acceso a la asistencia sanitaria, tal y como se indica en la Constitución. Los adultos sólo suelen pagar una pequeña tarifa por las visitas médicas y las estancias en el hospital, mientras que esto no se aplica a los niños y a los enfermos crónicos.

Si trabajas en Portugal, el empleador deberá darte de alta automáticamente y gestionar los pagos al sistema de seguridad social del país, tras lo cual podrás obtener un seguro de salud. Esto significa que obtendrás el número personal de seguridad social (NISS) de la Oficina de la Seguridad Social (Segurança Social). Los médicos utilizan el NISS para recetar medicamentos, comprobar el historial médico y gestionar las bajas por enfermedad, maternidad y paternidad, etc. .... Para consultar a un especialista (por ejemplo, cardiólogos, psicólogos) a través del sistema sanitario estatal, normalmente hay que ser remitido por un médico. Los pacientes suelen pagar algo por los costes relacionados con visitas a especialistas en Portugal. Sin embargo, dependiendo del tipo de tratamiento que se necesite y del tipo de especialista, puede que haya que esperar. Aunque la atención médica es de buena calidad, en ocasiones puede haber una lista de espera para ver a los especialistas por medio del SNS.

Una vez inscrito en el sistema, tendrás que asistir a un "Centro de Saúde" (ambulatorio) con el pasaporte y el NISS para darte de alta. Luego, te enviarán tu tarjeta sanitaria (cartão do utente), que deberás llevar siempre contigo y que te permitirá recibir asistencia sanitaria con descuento.

Para determinados grupos profesionales, existen también seguros sociales adicionales. En Portugal, al igual que en otros países de Europa, también es posible contratar un seguro privado a cambio de una tarifa específica. De hecho, el 20% de los residentes también optan por un seguro médico privado para complementar su seguro médico público. Se puede utilizar para obtener servicios adicionales que el sistema sanitario estatal portugués no incluye o para cubrir el 100% de los costes médicos. Esto también da el derecho a recibir tratamientos por parte de proveedores de asistencia sanitaria privada en Portugal, lo cual puede ser mucho más rápido en comparación con los servicios de asistencia sanitaria pública.

     

La famosa especialidad Pasteis de nata                                                    Cava de vino de oporto

 

Abrir una cuenta bancaria

Una vez que se haya tramitado el número de NIF y el certificado de la CRUE, será el momento indicado para abrir una cuenta bancaria con el fin de recibir la nómina. Podrás completar el proceso en una sola visita. Las tarjetas bancarias suelen enviarse al domicilio registrado en pocos días. Los documentos requeridos varían de un banco a otro, y algunas cuentas pueden tener requisitos diferentes, especialmente si quieres acceder a facilidades de crédito.

Para abrir una cuenta bancaria en Portugal, normalmente hay que aportar los siguientes documentos:

  • Pasaporte como prueba de identidad
  • Número NIF
  • Prueba de residencia (factura de electricidad reciente o contrato de alquiler)

Los bancos portugueses más populares para los expatriados son Caixa Geral de Depósitos (CGD), Banco Santander Portugal, Banco Comercial Portugues (BCP) y Novo Banco. También puedes consultar con otros expatriados o con tus colegas para encontrar el banco que mejor se adapte a tus necesidades.

En Portugal, hay que tener en cuenta algunas tarifas:

  • Comisión de mantenimiento de cuenta: La mayoría de las cuentas corrientes en Portugal son gratuitas en cuanto a su apertura y uso, aunque el banco puede pedir un depósito mínimo, que suele oscilar entre los 100 y 250 euros. Sin embargo, algunas cuentas tienen una comisión mensual que puede oscilar entre los 2,50 y los 7,50 euros al mes.
  • Comisiones en cajeros automáticos:  La mayoría de los principales bancos forman parte del servicio Multibanco, que es una red de cajeros automáticos en todo el país. Por lo tanto, no deberían cobrarte nada por usar tu tarjeta de débito portuguesa para sacar dinero, pero siempre es importante comprobarlo.
  • Gastos de transferencia: enviar y recibir dinero a otros países puede resultar costoso, sobre todo si el beneficiario de la transferencia tiene una cuenta en una moneda distinta.

 

Principales razones para mudarse a Portugal

Es fácil catalogar a Portugal como un destino puramente turístico y vacacional por sus múltiples paisajes y su ventajoso clima, por lo que podríamos tender a descartarlo como un posible lugar para establecerse. No sólo hay una fuerte cultura internacional gracias a la frecuente llegada de expatriados, sino que también destaca lo sofisticado y culturalmente exquisito que es el país. 

Portugal ofrece una increíble diversidad para ser un país tan pequeño. Dependiendo de la región que elijas, encontrarás una gran variedad de estilos de vida: Si quieres huir del calor del verano y de las multitudes, te puedes dirigir a la zona norte. Si te apetece la vida urbana, Oporto y Lisboa son ideales en cuanto a su dinamismo. ¿Preferirías el sol, el surf y la playa? Entonces dirígete al sur.

Además, en los últimos años ha aumentado considerablemente el número de empresas internacionales con sede en Portugal, lo que supone una excelente oportunidad para que todas aquellas personas multilingües encuentren trabajo. Si a esto le sumamos el estilo de vida mediterráneo, el bajo coste de vida y la acogedora personalidad de los portugueses, se trata de una oportunidad muy interesante para cualquiera que quisiese empezar una nueva vida en el extranjero.

 

He aquí 5 de las principales razones por las que creemos que a cualquiera le gustaría vivir y trabajar en Portugal:

  1. Excelentes oportunidades para los multilingües en las empresas internacionales
  2. Crecimiento en el número de puestos de trabajo en marketing, tecnología y medios de comunicación
  3. Posibilidad de tener un buen equilibrio entre la vida laboral y la personal
  4. El bajo coste de vida
  5. Un entorno joven y multicultural

Puesta de sol sobre lisboa